3 de marzo de 2015 / 03:02 p.m.

Tamaulipas.- El campus principal de la UVM en Nuevo Laredo, Tamaulipas, ya no abrirá. Luego de casi un mes de que autoridades de esta casa de estudios determinaran cerrar las instalaciones debido a que no existen condiciones de seguridad, la decisión es definitiva.

Así se lo dieron a conocer a los estudiantes de la Universidad del Valle de México, quienes afirmaron que la inseguridad en la ciudad no es un tema nuevo, por lo que dudan que este sea el motivo verdadero para que sea cerrado el plantel.

"Nos han dicho que lamentablemente el campus, el edificio ya no va a estar en uso, ahora estamos a la espera que nos digan dónde nos van a impartir estas clases", dijo José Luis Villa, estudiante de la carrera de Comunicación.

"Si la cuestión fuera de verdad de inseguridad es un problema que no es nada nuevo, ya tiene muchos años así la ciudad y hemos aprendido a sobrevivir así", dijo Luz María Amaya, alumna del último semestre de Odontología.

De acuerdo con los estudiantes, la decisión de cerrar definitivamente el campus se los informaron en una reunión con coordinadores de la institución, en la que también se encontraba el rector regional de la zona noreste, Luis Silva, quien reiteró el argumento de inseguridad.

Los jóvenes recordaron que ni siquiera entre 2010 y 2012, cuando la violencia en la entidad estaba en un punto muy alto, se habló de cerrar las aulas, incluso aseguran que frente a las instalaciones la presencia de halcones era diaria.

"Se han tratado de meter al techo para ver, siempre han estado vigilando (…) Los halcones están por todos lados, en la colonia donde vivo cerca de un Oxxo hay unos, en todas las colonias hay, uno ya ni se fija en eso", enfatizó Villa.

El alumno recordó un episodio en el que incluso dijo que los estudiantes tuvieron que quedarse encerrados toda la noche en el edificio, debido a que en el exterior ocurrió una balacera.

"Los coordinadores y los maestros pusieron sus carros en la entrada bloqueando, porque estaban baleando en la esquina (…) los alumnos se quedaron toda la noche encerrados, hasta las 8 de la mañana los dejaron salir. Esos días faltamos a clases varios días y la escuela nunca cerró", explicó.

Los que sí regresaron a clases fueron poco más de 70 alumnos de la carrera de odontología, quienes toman clases en un edificio localizado a 15 minutos del principal cerrado el 9 de febrero pasado, y cuyo inmueble es el que siempre han acudido, pero la cancelación de clases también los incluyó.

Este número de estudiantes representa apenas 10 por ciento de la matrícula total de la UVM en Nuevo Laredo, la cual ha disminuido.

Los alumnos relacionan este cierre del campus con la compra de 10 planteles de la UVM por parte de la empresa Adamantine, entre los cuales supuestamente estaría éste ubicado en la colonia Concordia de Nuevo Laredo en el que ayer personal administrativo retiró inmobiliario de las instalaciones.

En lo que los jóvenes coinciden es que sienten seguros en la que más de uno llama su casa: Tamaulipas, y reiteraron su incredulidad en el argumento de la inseguridad.

FOTO: Milenio

MILENIO DIGITAL/JOSÉ ANTONIO BELMONT