30 de diciembre de 2014 / 04:24 a.m.

Crimea.- El equipo de demolición estaba preparado para echar abajo un edificio de 16 pisos que había sido construido de manera ilegal, según determinaron autoridades en Sebastopol, capital de Crimea.

La gente sacó las cámaras para grabar el 26 de diciembre, día en el que caería el inmueble, pero nada salió como se planeó. Tras la primera explosión la construcción solo se sacudió y quedó inclinado.

Horas después los trabajadores colocaron más dinamita en el lugar pero pese a la nube de polvo el edificio seguía sin rendirse. Fue hasta el sábado cuando por tercera vez la explosión pudo acabar con el edificio.

Este inusual espectáculo provocó las risas de las decenas de personas que se habían congregado para presenciar el derribo. Algunos residentes de la ciudad argumentaban que se había utilizado una cantidad de explosivos inferior a la necesaria para producir menos polvo y escombros y evitar, así, dañar las propiedades colindantes.

Según 'RT' para que el edificio se desplomara fue necesario emplear más de 400 kilogramos de explosivos, mientras que los costes de la operación se dispararon hasta alcanzar los cinco millones de rublos.

En redes también aprovecharon para divertirse de lo ocurrido como lo muestra el monumento al Soldado y el Marino que se encuentra cerca del lugar o también para formar memes.

 

 

 

FOTO: Reuters

TELEDIARIO DIGITAL