MULTIMEDIOS DIGITAL
11 de septiembre de 2015 / 10:23 a.m.

Monterrey.- A diario utilizamos las redes sociales para publicar imágenes para pasar un buen momento con amigos o familiares, también para comentar alguna situación o incluso para sacar todo el coraje y desahogarnos ante una situación desesperación o frustración, sin pensar en el impacto que puede llegar a tener dicha publicación o quién lo pueda llegar a ver.

Un claro ejemplo de esto, fue el que vivió Hayley Neeson, una joven de 18 años que nunca imaginó que un comentario que realizó en Facebook le costó su trabajo en una guardería.

Hayley perdido su empleo en Forgewood Nursery Centre en Motherwell, en North Lanarkshire, ya que en el post que hizo en su red social, insultaba duramente a los niños que tuvo que cuidar el día que regresó de vacaciones, incluso llegó a utilizar un emoji de un puño.

"Día de vuelta al trabajo y estás metida en una habitación 10 minutos donde te muerden, escupen, golpean y te dicen que te f.... Bonitos modales para niños de tres años, menudo manojo de gilipollas", escribió la joven, quien recibió apoyos por parte de sus amigos en la red social.

Al ver el comentario, los padres se molestaron e indicaron que jamás dejarían a sus hijos con una persona que se exprese como ella lo hizo “son solo niños y es increíble que una cuidadora publique cosas así”, dijo una de las madres. Ante dichos hechos, los papás denunciaron los comentarios a la guardería, que optó por despedir a la joven e investigar lo sucedido, según informó el Daily Record.