3 de febrero de 2014 / 10:40 p.m.

México.- Un equipo multidisciplinario de alumnos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) desarrolla condensadores de humedad, conocidos como “atrapanubes”, para suministrar agua potable a comunidades del país.

Augusto Sánchez Cifuentes, profesor de la Facultad de Ingeniería de la UNAM, quien encabeza el proyecto, indicó que existen regiones sin infraestructura hidráulica y poblados donde las personas caminan kilómetros para llevar un par de cubetas de agua a sus hogares.

Por ello, “estamos conscientes de que no vamos a satisfacer el 100 por ciento de las necesidades de la gente, pero en parte sí podemos ayudar a resolver el problema”, reconoció el académico en un comunicado de la UNAM.

Especificó que la concepción básica de dispositivos de este tipo es obtener el recurso a partir de la humedad o vapor presente en el aire, al colocar una superficie a la llamada “temperatura de punto de rocío”, para que el líquido se condense en ella.

Sánchez Cifuentes mencionó que ese fenómeno ocurre de forma natural en las mañanas frías, sobre los toldos de los autos, el pasto o los vidrios, donde vemos la condensación de la humedad del aire debido a la disminución de temperatura durante las noches.

Detalló que siempre existe vapor de agua en el aire, porque pasa por cuerpos como lagos, mares o ríos y en su viaje absorbe humedad.

Por tanto, precisó, recuperar ese líquido depende de las condiciones climatológicas, como las humedades en el aire y la relativa a la temperatura y el viento, es decir, del clima en general de cierta zona, y en la primera fase del proyecto el equipo determinará esas correlaciones.

El especialista agregó que hay zonas con mucha neblina, como Cumbres de Maltrata, Veracruz, pero también con agua, la meta entonces es atrapar nubes donde hay poco recurso hídrico.

Para sus estudios, refirió, se emplea la clasificación climatológica de la Comisión Nacional del Agua, que define seis climas para toda la República y desarrollan una base de datos por estado y municipios, con factores como altitud, humedad y días de niebla de cada lugar.

Sánchez Cifuentes señaló que en los prototipos de condensadores desarrollados hasta el momento se han empleado materiales de fácil obtención y bajo costo, los que se utilizan en el campo para sombrear cultivos y que, incluso, pueden ser de reciclaje: tubos tipo conduit y malla raschel.

Notimex.