NOTIMEX
30 de mayo de 2016 / 09:11 a.m.

Washington.- El asesinato de un gorila del zoológico de Cincinnati desató polémica entre defensores de los animales quienes deploraron el uso de fuerza letal luego que un niño de cuatro años entró al territorio de la bestia.

Harambe, un gorila de 17 años de edad de casi 200 kilogramos de peso, fue muerto por la policía  luego de que durante 10 minutos arrastró al niño, que se coló por las rejas por un descuido de sus padres.

Un video tomado por uno de los visitantes muestra al gorila arrastrando al menor en un chapoteadero. Aunque por momentos el simio permanece tranquilo, las autoridades del zoológico determinaron que la vida del niño estaba en peligro.

“Se tomó la decisión de dispararle a Harambe”, señaló el presidente del zoológico, Thane Maynard, quien explicó que el uso de un tranquilizante fue descartado porque demora varios minutos en hacer efecto.

La Asociación Protectora de Animales (PETA) cuestionó la decisión de mantener al gorila en cautiverio y criticó a las autoridades del zoológico por no colocar barreras suficientes.

“Esta tragedia es la razón por la que PETA urge a las familias a no visitar lugares donde los animales sean expuestos como espectáculo”, señaló.

El menor fue llevado a un hospital sin heridas serias y dado de alta el sábado por la noche. La policía tiene la opción de presentar cargos contra sus padres.

Aunque el zoológico reabrió este domingo luego de permanecer cerrado tras el incidente, la sección del “Mundo de los Gorilas” continuó cerrada.