NOTIMEX
8 de agosto de 2016 / 05:45 p.m.

MÉXICO.-Un grupo de científicos descubrieron que la enzima CD38 es responsable en la disminución del dinucleótido de nicotinamida y adenina (NAD, por sus siglas en inglés), que ocasiona deterioro metabólico en la vejez.

Las personas que envejecen tienen un deterioro de la función metabólica, lo que incrementa la incidencia de enfermedades relacionadas con la edad, como la obesidad y la diabetes, explicó el autor principal del estudio Eduardo Chini.

“En estudios anteriores ya se demostró que varios organismos presentan un descenso en los niveles de NAD durante el proceso de envejecimiento. Esa disminución del NAD parece ser, al menos en parte, la causante del deterioro metabólico relacionado con la edad”, indicó el doctor.

Los científicos demostraron en el estudio que la enzima CD38, presente en las células inflamatorias, se involucra de manera directa en el proceso del deterioro de la NAD propio de la edad, señaló el especialista, de acuerdo con un comunicado de Mayo Clinic.

Los investigadores compararon ratones de tres a 32 meses de edad y observaron que los niveles de la CD38 se duplicaron o triplicaron en todos los tejidos examinados, hígado, tejido graso, bazo y músculo esquelético, durante el envejecimiento cronológico.

Con el objetivo de saber si el aumento CD38 en ratones también estaba presente en los humanos, se comparó los niveles en grupos de personas de entre 34 años contra personas de alrededor de 61 años.

Los resultados obtenidos arrojaron una situación similar a lo ocurrido con los ratones, donde los científicos descubrieron un aumento en la CD38 de hasta dos veces y media en el tejido graso de las personas mayores.

“El futuro de nuestra investigación será desarrollar compuestos que puedan inhibir la función de la CD38 para aumentar los niveles del NAD durante el envejecimiento”, dijo Chini.

“Ahora, estamos también investigando los mecanismos que conducen al aumento de la CD38 durante el proceso de envejecimiento”, agregó.

El doctor mencionó que dichos resultados, publicados en la revista “Cell Metabolism”, son un paso importante en el desarrollo de las terapias necesarias para la disfunción metabólica relacionada con la edad.