4 de febrero de 2014 / 01:46 p.m.

Ciudad del Vaticano.- El papa Francisco dijo el martes que las "condiciones sociales injustas" como el desempleo pueden conducir al pecado, la ruina financiera e incluso el suicidio.

Francisco analizó tres tipos de miseria —material, moral y espiritual— en su primer mensaje de Cuaresma, el período solemne que concluye con la Semana Santa.

La miseria moral, dijo, "consiste en convertirse en esclavos del vicio y del pecado", tales como alcohol, drogas, juego y pornografía.

Observó que en ocasiones "las condiciones sociales injustas" como el desempleo conducen a este tipo de miseria al despojar a la persona de la dignidad del trabajo y el acceso a la educación o la salud.

"En estos casos la miseria moral bien podría llamarse casi suicidio incipiente".

AP