14 de febrero de 2014 / 04:22 p.m.

Siempre "colgados" con un colorido cargamento, los globeros recorren este 14 de febrero las principales plazas de la ciudad para ofrecer las decenas de sus productos y hacer “blanco” en el ojo de sus “víctimas”.

Dispuestos a ofrecer un atractivo globo, la presencia del vendedor más popular en esta fecha despierta emociones, y todas sus tonalidades llamativas provocan declarar nuestro cariño de una manera más fácil.

Aunque el tiempo ha ido diluyendo a los globeros, los tradicionales no pierde la esperanza y continúan la batalla de la competencia, ya que nadie puede negar que hoy en día sigan siendo parte viva de la historia de México.

Corazones, estrellas, osos, y por supuesto, la versión de helio de todos los personajes infantiles. La inmensa variedad de estos comerciantes nos facilitan los mensajes de afecto para regalar a la persona amada.

Sin duda, este obsequio es una agradable muestra de afecto para toda ocasión. Recuerde que no importa la forma, el tamaño o el color, lo que realmente trasciende es compartir nuestro afecto  con los seres más queridos, con aquéllos que forman parte esencial de nuestras vidas. 

 

Mayte Villasana