AP
20 de junio de 2016 / 03:25 p.m.

Pennsylvania.- Las autoridades han registrado la casa de un residente de Pennsylvania acusado de abusar sexualmente de una adolescente cuyos padres dijeron a la policía que se la regalaron cuando tenía 14 años porque él les ayudó financieramente.

La muchacha era una de 12 chicas que vivía en la casa.

Gracias a una llamada, funcionarios del condado de Bucks hallaron el jueves a Lee Kaplan, de 51 años, en su casa de Feasterville, junto a 12 chicas de entre seis meses y 18 años. Una muchacha, que ahora tiene 18 años, dijo a la policía que tiene dos hijos con Kaplan, uno de 3 años y otro de seis meses.

Kaplan enfrenta cargos de abuso sexual, contacto ilegal con una menor y agresión indecente con agravantes.

El sábado, la policía y perros registraron el patio trasero de la casa en busca de evidencias. Ted Krimmel, de la policía de Lower Southampton, dijo que esperarían hasta el amanecer para poder revisar la propiedad con luz.

El fiscal de distrito, David Heckler, dijo que los padres de la joven dijeron a la policía que iban a perder su granja cuando Kaplan "apareció de la nada y les salvó de la ruina financiera".

La vecina, Jen Betz dijo que llamó a las autoridades después de preocuparse por las chicas que vio afuera de la casa, que según dijo tenía las ventanas tapadas y la maleza crecida.

"Ellas estaban tan tristes y temerosas cada vez que las veía. Eso fue lo que me hizo hacer la llamada", dijo. "Durante años le dije a mi esposo, 'Algo no está bien'''.

Krimmel dijo que funcionarios tratan de verificar quiénes son los padres de las otras menores. Los padres de la joven dijeron a la policía que las otras nueve niñas eran sus hijas, pero no se pudieron hallar certificados de nacimiento ni tarjetas de Seguridad Social para confirmar esa información, agregó.

Cuando la policía ingresó a la casa el jueves, "todas las niñas corrían", dijo Krimmel. "Algunas estaban escondidas. Se portaban bien, pero estaban asustadas".

Las autoridades argumentan en una declaración jurada que el padre de la muchacha, Daniel Stoltzfus, dijo a un policía que regaló a su hija a Kaplan luego de informarse sobre la legalidad de esto en internet.

Stoltzfus está acusado de asociación ilícita para cometer abuso sexual y de poner en peligro la vida de un menor. Su esposa, Savilla Stoltzfus, está acusada de poner en peligro el bienestar de un niño.

Los tres están arrestados y podrán salir bajo una fianza de un millón de dólares.