MILENIO DIGITAL
29 de noviembre de 2017 / 05:23 p.m.

ESPECIAL.- Tu perro es tu fiel amigo, y claro, tu mejor compañía si vives solo, pero dejarle dormir contigo puede que tenga consecuencias para tu salud. Puede ser que algún día llegue infectado y corra directo a tu cama dejando rastro de aquello por todas partes.

“El compartir la cama con tu perro no es saludable, pero solo en algunos casos”, comentó el doctor Jack Gilbert, director del Microbiome Center de la Universidad de Chicago a la revista Women's Health.

Por ejemplo, no debes dejar que tu perro duerma en tu cama si tienes alergias, dice Gilbert, "Tu sistema inmunológico está preparado para reaccionar de forma exagerada a los alérgenos", dice.

Tu cama se convierte en un epicentro de alérgenos. A la vez, respiras esas partículas dañinas durante ocho horas cada noche, y eso puede costarle a tu sistema. De hecho, un estudio realizado en Corea encontró que los ratones expuestos a alérgenos durante un período prolongado mostraron altos niveles de inflamación dañina.

Puede sonar obvio evitar el contacto con perros si eres alérgico a ellos, pero las alergias a los perros son mucho más comunes de lo que piensas. Más de la mitad de la población tiene alergias y más de un tercio de ellas son alergias a gatos y perros, según la Asthma and Allergy Foundation of America.

Otro factor que debes tomar en cuenta quizás sea el que a menudo se levantan durante las noches, lo que puede interrumpir tu ciclo de sueño. El tener un mal sueño se asocia con todo, desde comer hasta tener un mal rendimiento durante el día.

Aunque puede suceder que en realidad te ayude a dormir y que tu perro no se despierte por las noches. Más del doble de personas dicen que sus perros los ayudan a dormir en comparación con las personas que dicen que sus perros interrumpen su sueño, según un estudio publicado en la revista Mayo Clinic Proceedings.

¿Qué pasa con los gérmenes que te preocupan?, la verdad es que pueden ser buenos para ti, ellos aumentan el nivel de bacterias que hay en tu casa, pero no todas son malas, según un estudio de la Universidad de Colorado.

De hecho, la exposición a muchos tipos de bacterias puede ayudar a fortalecer su sistema inmunológico, lo que puede ayudarte a defenderte de enfermedades e incluso a mantener un peso saludable y un buen estado de ánimo.


pjt