AGENCIAS 
7 de febrero de 2014 / 11:35 p.m.

México.- Recientes estudios científicos consideran que las bebidas dietéticas pueden provocar depresión, pero en personas de la tercera edad a partir de los 50 años, mientras que los efectos en menores no es tan grave.

 

Las pruebas

El estudio científico utilizó a 263 mil 900 adultos entre 50 y 71 años que bebían regularmente bebidas de todo tipo entre 1995 y 1996. Aproximadamente 10 años después las mismas personas fueron preguntadas sobre si se les había diagnosticado depresión a partir del año 2000.

Las personas que bebían a diario cuatro o más latas de refresco tenían un 30 por ciento más de probabilidades de padecer depresión que quienes bebían menor cantidad, pero las personas que bebían bebidas de dieta aumentaban el riesgo un 31por ciento más.

Por su parte, aquéllos que ingerían bebidas frutales dietéticas tenían un 51 por ciento más probabilidades de sufrir depresión.

Por contraste, quienes que bebían cuatro tazas de café al día tenían un 10 por ciento menos de probabilidades de padecer depresión que quienes no tomaban café.

 

El resultado

El estudio solo encontró una posible explicación al vínculo entre la depresión y los refrescos dietéticos: se tomaron en cuenta los factores que podían alterar los resultados  como edad, sexo, educación, tabaquismo, ejercicio físico, índice de masa corporal, sin embargo el punto clave es un historial familiar relacionado con la depresión y las situaciones estresantes a las que se vio sometido en su vida.

Además del hecho de que las personas mayores tienen más probabilidades de tener este tipo de eventos negativos en su vida, por ejemplo, la muerte de un ser querido o una enfermedad.