MULTIMEDIOS DIGITAL
24 de mayo de 2017 / 03:01 p.m.

ESPECIAL.- A pesar de ser relativamente sencillos de operar, los drones pueden causar una accidente si no se operan adecuadamente mientras están volando, sobretodo en lugares con mucha concurrencia.

Y es que una tragedia estuvo a punto de ocurrir durante un juego de besibol el pasado domingo en San Diego, California, donde una de estas aeronaves no tripuladas estaba siendo operada, a pesar que es ilegal realizarlo sin el permiso correspondiente.

El incidente, que fue investigado por la policía de esta ciudad californiana, ocurrió en el recinto deportivo Petco Park durante el juego entre los Padres de San Diego y los Diamondbacks de Arizona.

Un espectador grabó el momento en que un dron GoPro Karma sobrevolaba el campo de juego, para después elevarse y dirigirse a una zona de espectadores. De acuerdo con el reporte policial, la persona que lo piloteaba se encontraba fuera del estadio y perdió el control de la aeronave, misma que terminó estrellándose en las últimas gradas muy cerca de donde se encontraban varios espectadores.

La Administración Federal de Aviación (FAA por sus siglas en inglés) de Estados Unidos prohibe volar drones en cualquier estadio con capacidad para 30 mil personas o más, a una altura inferior a los 914 metros (3 mil pies) en un radio de 3 kilómetros, mientras se realice un evento deportivo.

La FAA podría multar al responsable con hasta mil 437 dólares por el irresponsable hecho.