18 de enero de 2014 / 09:04 p.m.

EU.- Un profesor universitario en Estados Unidos hace todo tipo de preguntas para sus investigaciones sobre espiritualidad: ¿Ha rezado usted las últimas 24 horas?, ¿Cuánto enojo o aliento siente de Dios? ¿Cree que usted existe para algún propósito, en este preciso momento?

Como a este maestro le gustarían las respuestas prácticamente inmediatas, abrió una página de Internet desde la que se envían textos a teléfonos multifuncionales en los que se avisa a los participantes que llegó el momento de que respondan a un sondeo que se les efectúa dos veces al día.

Se trata de un ambicioso vistazo del profesor Bradley Wright, de la Universidad de Connecticut, y otros investigadores hacia el papel de la espiritualidad en la vida cotidiana de los estadounidenses y la relación de ésta con el bienestar.

Wright confía en que este esfuerzo aclare una amplia gama de aspectos: ¿Las personas se sienten más cerca o más distantes de Dios después de estar en Facebook? ¿Cómo les afecta asistir a un servicio en la iglesia? ¿La espiritualidad ayuda ante el aislamiento social? ¿Cuánto repercute dormir en la conciencia espiritual?

"En general creo que en los próximos años esta investigación redituará un número de conclusiones que a mi parecer contribuirán a redefinir cómo comprendemos la espiritualidad día a día", expresó Wright.

Wright, profesor adjunto de sociología que publicó en 2010 el libro "Christians Are Hate-Filled Hypocrites... and Other Lies You've Been Told" (Los cristianos están llenos de odio... y otras mentiras que le han contado a usted) dirige el sitio en internet www.soulPulse.org para recopilar información que estudiarán los investigadores.

Los participantes llenan cuestionarios breves durante dos semanas y responden una gama amplia de preguntas relacionadas con temas que van desde la salud hasta el trabajo voluntario en alguna iglesia u organización de caridad.

"Se abre toda una nueva categoría de información sobre espiritualidad, desarrollo personal, características personas que valora la gente", dijo Wright.

"Estamos dando a las personas la oportunidad de que tomen una instantánea de sus vidas durante dos semanas. Es una forma interesante para que aprendan sobre ellas mismas", agregó.

Una participante en el estudio, la contadora Kyndria Brown, de 50 años, de Madison, afirmó que supo que ella pensaba más en Dios cuando se encontraba sola y cuando tenía tristeza.

"Pero cuando me encontraba con otras personas tuve la tendencia a no pensar en forma espiritual", agregó.

Brown, que es episcopalista, dijo que participar en el proyecto le despertó interrogantes más profundas sobre su espiritualidad; admitió que le causa temor pero ha sido provechoso al final.

AP