21 de febrero de 2014 / 02:56 a.m.

Washington.- Hace una década, los investigadores en materia de seguridad expresaron su temor de que los accidentes de tránsito se incrementarían con el envejecimiento de la población debido a que eso pondría a un mayor número de ancianos tras el volante. Ahora reconocen que estaban equivocados.

Los conductores actuales de 70 años o más son menos propensos a estar involucrados en accidentes viales que las generaciones previas, y es menos probable que mueran o resulten heridos si chocan, de acuerdo con un estudio difundido el jueves por el Insurance Institute for Highway Safety (Instituto de Aseguradoras para la Seguridad Vial).

Ello se debe a que los vehículos son más seguros y a que los ancianos en general están en mejores condiciones de salud, dijo el instituto.

El notable cambio comenzó a fraguarse a mitad de la década de 1990, e indica que las crecientes filas de ancianos conductores no están haciendo más peligrosos los caminos de Estados Unidos.

Los decesos por accidentes viales en general en Estados Unidos han bajado a niveles no vistos desde finales de la década de 1940, y la tasa de accidentes ha bajado también para otros conductores. Pero desde 1997, los conductores ancianos han tenido mayores declives que las personas de entre 35 y 54 años, tanto en la tasa de accidentes fatales por conductor, como en la tasa de accidentes letales por kilometraje recorrido.

De 1997 a 2012, la tasa de accidentes fatales por conductor con licencia bajó 42% para los ancianos y 30% para los de mediana edad, de acuerdo con el estudio.

En el factor del kilometraje, la tasa de accidentes fatales disminuyó 39% para los conductores ancianos y 26% para los de mediana edad de 1995 a 2008.

El mayor declive se registró entre los conductores de 80 años o más, con casi el doble que para los conductores de mediana edad y para los de 70 a 74 años.

"Esto debería disipar el temor de que los miembros de la generación de la posguerra son una amenaza para la seguridad", dijo Anne McCartt, vicepresidenta para investigación del instituto y coautora del estudio.

Se prevé que para el 2050, el número de personas de 70 años o más alcanzará 64 millones, o cerca de 16% de la población de Estados Unidos. En 2012 había 29 millones de personas con ese rango de edad, o 9% de la población.

"El punto a destacar es que estos septuagenarios y octogenarios son muy distintos a sus predecesores", dijo Alan Pisarski, autor de la serie de reportajes sobre tendencias de conducción "Commuting in America", o "Trasladarse en Estados Unidos".

"Ellos aprendieron a conducir en una era distinta. Se sienten mucho más cómodos conduciendo en vías de alta velocidad. Esto es muy importante para el futuro porque estamos viendo espectaculares incrementos en el número de ancianos en la fuerza laboral, que siguen trabajando y desplazándose después de los 65 años", agregó.

AP