notimex
5 de enero de 2016 / 12:32 p.m.

MÉXICO.- El problema de sobrepeso y la obesidad que en niños podría estar relacionado no sólo con el tipo de alimentos que consumen, sino también con los hábitos al momento de comer, de acuerdo con una encuesta del Centro de Opinión Pública de la Universidad del Valle de México.

En el estudio realizado a 476 niños y jóvenes estudiantes de educación básica (preescolar, primaria y secundaria) y sus mamás, en 19 ciudades del país, en más de una tercera parte de los hogares se acostumbra sentarse a la mesa con libros, periódicos o gadgets.

De acuerdo con la respuesta de los niños, 53 por ciento aceptó que mientras comen ven la televisión, informó en un comunicado la Universidad del Valle de México (UVM).

En este ejercicio, 60 por ciento de las mamás y 68 por ciento de los niños mencionaron que se deben terminar todo lo que se les sirve de comer, lo que no permite que el menor defina cuando está satisfecho y genera malos hábitos de alimentación.

Ocho de cada diez madres consideran que su familia come cantidades adecuadas de los alimentos y aunque 77 por ciento siente que no sirve platos muy abundantes, la mitad de los niños considera que sí les sirven platos muy abundantes porque eso es lo correcto.

Respecto a las bebidas azucaradas y carbonizadas, 45 por ciento de los niños dijo que el refresco forma parte de su dieta cotidiana (porcentaje que contrasta con 37 por ciento de mamás que lo admite) y casi 70 por ciento de madres e hijos expresaron que todas las comidas se acompañan con pan y/o tortillas.

Aunque no se mencionó el porcentaje, se mencionó que la mayoría los encuestados aceptaron que el consumo de frutas y verduras en su dieta es mínimo, además de que 30 por ciento de niños y jóvenes no realizan ejercicio adicional al que hacen en la escuela.

De acuerdo a la encuesta en una cuarta parte de los hogares se limita el tiempo para poder ver televisión, 54 por ciento de los hijos pasan más de dos horas frente a la computadora, tableta o celular siempre o algunas veces.

Mientras que en 13 por ciento de los hogares pasan más de dos horas jugando con videojuegos, lo que también limita la cantidad de actividad física que pueden realizar.

Las mamás se mostraron informadas sobre la importancia de que los hijos tengan actividad física adicional a la que se realiza en la escuela, 68 por ciento lo considera muy importante; sin embargo, no parecen haber transmitido esta información con claridad pues sólo 55 por ciento de los menores reconoce esta importancia.

En 53 por ciento de los casos, se informó que los hijos realizan actividad solamente entre una y tres veces a la semana.