NOTIMEX
6 de septiembre de 2016 / 06:09 p.m.

MÉXICO.- Convertir una vez por semana las reuniones clásicas de trabajo en juntas ambulantes puede aumentar hasta por 10 minutos el nivel de actividad física de las personas que laboran en oficinas, sugiere un nuevo estudio.

El análisis realizado por investigadores de la Escuela de Medicina Miller de la Universidad de Miami, en Florida, se basó en la efectividad e implementación de un protocolo sencillo para llevar a cabo una Reunión Ambulante (RA).

En un comunicado, se detalló que la investigación contó con 18 oficinistas, a quienes se les pidió tener reuniones en grupos de dos o tres personas, en las cuales usaran un acelerómetro para registrar los niveles de actividad física de tres semanas consecutivas.

En la primera semana, los participantes tuvieron una rutina habitual en las juntas de trabajo. En la segunda y tercera semana llevaron a cabo reuniones ambulantes, donde los niveles de actividad física se incrementaron 10 minutos por semana.

Del total de participantes, cuatro hombres y 13 mujeres, con una edad promedio de 40 años, completaron el estudio. Se formaron ocho grupos, de los cuales todos terminaron la primera semana de RA, mientras que para la segunda sólo un equipo no la concluyó.

Los resultados proyectaron que transformar una vez por semana una junta, donde los asistentes están sentados en una reunión ambulante incrementa por 10 minutos los niveles de actividad física.

El promedio registrado fue de actividad física moderada a vigorosa, con un incremento de 107 minutos en la primera semana, a 114 minutos en la segunda y a 117 minutos en la tercera.

De acuerdo con el titular del proyecto, Alberto J. Caban-Martinez, profesor asistente de ciencias en salud pública, el estudio piloto indica que los oficinistas creen y aceptan convertir las reuniones donde permanecen sentados en juntas ambulantes.

“Los datos recabados sugieren que las reuniones ambulantes, no sólo fueron bien aceptadas por nuestra muestra de oficinistas, sino también fueron fáciles de implementar y posibles de llevar a cabo durante un horario de oficina regular”, destacó el especialista.

El protocolo del estudio indica que se deberá establecer una hora y lugar previo a la reunión ambulante, preparar una orden del día, realizar la caminata de manera cómoda, llevar artículos como: agua, bloqueador solar, lentes de sol y zapatos cómodos.

Además, seguir la ruta preestablecida por un mínimo de 30 minutos y asignar roles a las personas, por ejemplo: llevar el tiempo, tomar notas y dirigir el camino.

Una vez terminada la junta, el método recomienda sentarse para concluir la reunión y terminar tareas como la documentación.

“Las intervenciones de actividad física como el protocolo de reuniones ambulantes que animan a caminar y elevan los niveles de actividad física en el lugar de trabajo son necesarias para contrarrestar los efectos negativos que tiene en la salud una conducta sedentaria”, afirmó Caban-Martinez.