25 de junio de 2014 / 12:42 p.m.

México.- La estufa, artículo casi indispensable en los hogares ya sea que use gas natural o LP, puede consumir más combustible que los calentadores de agua si son utilizadas a diario por periodos largos.

Por ello, la Comisión Nacional Para el Uso Eficiente de la Energía (Conuee) recomienda mantener siempre cerrados los "pilotos" y utilizar encendedores para prenderla.

Además, sugiere cubrir con papel aluminio las charolas que rodean las hornillas, ya que reflejan el calor hacia arriba.

En su página de Internet, la Conuee precisa que el usuario debe cerciorarse que la combustión en las hornillas mantenga una "flama azul", ya que la amarilla o naranja indica una ignición ineficiente.

Resalta que los utensilios usados en la estufa deben cubrir completamente la hornilla para que la flama caliente toda la parte inferior de los mismos, además de usar tapaderas que puedan atrapar el vapor y que así la comida se cocine con mayor rapidez.

En el caso de hervir cualquier alimento líquido se debe bajar la intensidad de la flama a la mitad, ya que de lo contrario se consumirá el agua contenida en los mismos y se desperdiciará el combustible.

El uso de poca agua para cocinar a "baño maría", explica, hará que el calor se obtenga en poco tiempo y se reduzca el consumo de gas, sin embargo, siempre que sea posible se debe hacer uso de la olla de presión ya que la cocción es más rápida en ella.

La Conuee destaca que es importante sacar con anticipación del congelador los alimentos a preparar, para así evitar el consumo de energía al descongelarlos.

El horno de la estufa debe ser utilizado sólo cuando se tenga que calentar o preparar mucha comida, ya que consume más gas, y este debe de ser apagado antes de que los platillos estén listos, para que se conserve la temperatura adecuada en lo que termina la cocción.

En ese sentido, explica que se debe conocer el tiempo exacto que se requiere para hornear cada platillo y abrir el horno sólo cuando sea indispensable, a fin de evitar que el calor se escape.

"Para la mayoría de las comidas, como las preparadas en cacerolas y asados, el precalentamiento del horno es innecesario y representa un desperdicio de energía y dinero", advierte.

Foto: Notimex

NOTIMEX