MILENIO DIGITAL
27 de julio de 2017 / 10:19 a.m.

ESPECIAL.- Alteraciones en el sueño o la vida familiar, ojos resecos e incluso problemas de ansiedad, son algunos de los problemas que pueden ser parte de la Nomofobia, el nuevo trastorno psicológico que está relacionado con el miedo a salir de casa sin el celular o uso casi compulsivo del aparato.

De acuerdo con el director del Centro Estatal de Vigilancia, Epidemiológica y Control de Enfermedades del Estado de México (CEVECE), Víctor Torres Meza, esta fobia, que ya forma parte de la lista de trastornos de la salud mental, afecta principalmente al grupo cautivo de las empresas de telefonía celular; es decir, el que va de los 20 a los 28 años de edad.

La principal dificultad a la que se enfrentan los especialistas es el reconocimiento del problema, ya que actualmente el celular pareciera indispensable en una serie de actividades cotidianas; sin embargo, es necesario hacer un alto y analizar si su uso se ha convertido en una especie de adición.

Refirió que junto a este trastorno, también puede presentarse fenómenos como "el dedo del BlackBerry"; es decir, elongación de las extensiones del pulgar, "la vibración fantasma" o el sentir que el teléfono vibra sin que esto realmente suceda. A dichas manifestaciones también se suma el ojo reseco o irritado y las alteraciones en el sueño.

A la par de este trastorno, también se pueden manifestar otras circunstancias como la dificultad de socializar, ya que si no se tiene el equipo de moda o las aplicaciones puede haber un sentimiento de "rechazo" o "falta de aceptación".

Si bien el rango de edad en el que pudiera presentarse este problema es de los 20 a los 28 años, los demás grupos no están exentos de que pueda presentarse.

Indicó que uno de las situaciones extremas en las que se puede analizar esta conducta es, por ejemplo, los accidentes vehiculares que se originan por distracciones con este dispositivo.


pjt