MILENIO DIGITAL
12 de septiembre de 2017 / 08:04 p.m.

ESPECIAL.- Un familia que salió de vacaciones en Dortmund, Alemania, decidió amarrar a su mascota, pero no de una manera común pues era una tortuga, sino perforando su caparazón e incrustándole un anillo para poder retenerla.

Después de esta acción fue denunciada por vecinos del lugar, la estación de bomberos y una organización protectora de animales rescataron al anfibio y lo resguardaron.

Los dueños del animal fueron denunciados por maltrato animal, pero argumentaron que taladraron el caparazón y lo amarraron con un cable para que no escapara del jardín.

El encargado del refugio de animales explicó que la tortuga debió haber sufrido mucho dolor, porque es similar a la piel humana.


pjt