ap
19 de agosto de 2015 / 04:57 p.m.

Londres. — Hackers anunciaron una filtración masiva de datos personales de usuarios de Ashley Madison, una web de contactos especializada en infidelidades.

Un mensaje publicado por los ciberpiratas acusó a los dueños de Ashley Madison de engaño e incompetencia, y aseguraron que la empresa se negó a cumplir con sus demandas de cerrar el sitio.

"Ahora todo el mundo puede ver sus datos", dijo el comunicado.

Ashley Madison ha atraído la atención a su servicio, el cual proclama que facilita las relaciones extramaritales y presume tener 39 millones de usuarios y que "miles de esposas y esposos infieles se inscriben todos los días buscando un romance".

La empresa Avid Life Media Inc., dueña de Ashley Madison con sede en Toronto, dijo en un comunicado el martes que está al tanto de la filtración de datos y que está investigando. Las autoridades de Estados Unidos y Canadá están participando en la investigación, indicó la compañía.

Dave Kennedy, director ejecutivo de TrustedSec, dijo que la publicación incluía nombres completos, contraseñas, direcciones, información de tarjetas de crédito y "una amplia cantidad de datos internos".

En otra opinión en un blog, el jefe de Errata Security, Rob Graham, indicó que contaron más de 36 millones de cuentas, aunque muchas de ellas parecían falsas. Detalló que la información divulgada incluía detalles como peso de los usuarios, altura y coordenadas de localización. La inmensa mayoría de los usuarios son hombres, apuntó en el blog.

Avid Life Media no quiso comentar nada adicional al comunicado. Los hackers no respondieron a los mensajes.

La idea de que miles de adúlteros sean avergonzados públicamente atrajo mucha atención, pero el tamaño de la base de datos —y las habilidades técnicas que se necesitan para navegar en ellos— dejan pocas probabilidades de que por el momento aumenten los divorcios.

"A menos que esta información se vuelva de fácil acceso, pienso que es improbable que alguien, además de los paranoicos o esposos que sospechen, se molesten en buscar esta información", dijo el abogado de divorcios en Nueva York, Michael DiFalco. "Hay formas mucho más simples de confirmar sus sospechas".

Los motivos de los piratas informáticos no quedan claros de inmediato, aunque han acusado a Ashley Madison de falsear perfiles de mujeres para mantener el interés entre los usuarios varones. En su comunicado, Avid Life Media acusó a los hackers de pretender imponer "una noción personal de virtud en toda la sociedad".