24 de abril de 2014 / 08:36 p.m.

Estados Unidos.- Éste gato de 4 años de edad, secuestró a la familia Palmer durante varias horas y la policía tuvo que ingresar a la casa para controlar el animal, luego de que atacara a un bebé de 7 meses. 

Un gato de 10 kilos hizo que una familia se refugiara asustada en una habitación e incluso llamara a la línea de emergencias 911 luego de atacar al bebé de 7 meses, cuando le jaló la cola, el menor sufrió varios arañazos en la cara.

A pesar de esto, los dueños dicen que no abandonarán al animal y que planean llevarlo a un psicólogo.

En la llamada al número de emergencias, Palmer le dijo al operador que pateó al animal "en el trasero" para proteger a su hijo luego de que el animal lo arañara y que después de esto, el animal "perdió el control", lo que llevó a que él y su novia se refugiaran en la habitación con el bebé y el perro de la familia.

Dos días después que la policía de Portland rescatara a la familia de la furia del gato de 4 años, su dueño, Lee Palmer, dijo que lo llevará a un veterinario y esperan la visita de un psicólogo en la casa para que vea al minino bravucón.

Redacción