AP
31 de agosto de 2016 / 10:54 a.m.

BUÑOL. — Miles de personas se enzarzaron en una pelea el miércoles, arrojándose toneladas de tomates maduros y sembrando un caos de color rojo en la fiesta popular conocida como "Tomatina", que se celebra en el este de España.

En la fiesta, celebrada en las calles del pueblo de Buñol, en Valencia, seis camiones que circularon entre los asistentes, en su mayoría extranjeros, repartieron 160 toneladas de tomates para la batalla de una hora entre unos 20 mil participantes, muchos de ellos extranjeros.

La guerra de tomates que tiñe de rojo un pueblo de España
Para la batalla de una hora se inscribieron 20 mil participantes, muchos de ellos extranjeros. | REUTERS
La guerra de tomates que tiñe de rojo un pueblo de España
Para evitar lesiones, se instruye a la gente que estrujan los tomates antes de tirarlos.| AP
La guerra de tomates que tiñe de rojo un pueblo de España
Cuando los camiones llegaron a las calles, la gente comenzó a corear: "¡Tomate!, ¡Tomate!".   | AP
La guerra de tomates que tiñe de rojo un pueblo de España
Esta fiesta popular es conocida como "Tomatina". | AP
La guerra de tomates que tiñe de rojo un pueblo de España
El tomate es uno de los cultivos más representativos de la región. | AP
La guerra de tomates que tiñe de rojo un pueblo de España
Las calles de la localidad quedaron cubiertos de pulpa roja. | REUTERS
La guerra de tomates que tiñe de rojo un pueblo de España
Seis camiones que circularon entre los asistentes repartieron 160 toneladas de tomates. |  REUTERS

Para evitar lesiones, se instruye a la gente que estrujan los tomates antes de tirarlos. Gente que miraban la festividad desde sus balcones también fueron alcanzados por tomates.

Cuando los camiones llegaron a las calles, la gente comenzó a corear: "¡Tomate!, ¡Tomate!".

Tras la "Tomatina", los participantes —muchos con gafas de buceo para protegerse los ojos— y las calles de la localidad quedaron cubiertos de pulpa roja.

El fotógrafo canadiense David Trattlas dijo que era la decimoquinta vez que participaba en el festival.

"La última semana de cada agosto es la mejor semana del año, la semana más social del año. No imagino donde más podría estar, excepto aquí, en este pueblo, con este grupo de gente", dijo.

Los organizadores comenzaron a limpiar el recorrido con mangueras minutos después del mediodía, cuando terminó la fiesta. Los participantes pueden emplear duchas públicas para asearse.

El evento, para el que hay que pagar una inscripción, está inspirado en una pelea por comida entre niños de la localidad en 1945. El tomate es uno de los cultivos más representativos de la región.