multimedios digital
2 de febrero de 2016 / 04:17 p.m.

MÉXICO.- A 10 días de que comience su visita en México, el Papa Francisco clausuró en el Vaticano el Año de la Vida Consagrada con una reflexión acerca de la profecía, proximidad y esperanza, pidiendo a la comunidad "morderse la lengua" antes de hablar mal de alguien, ya que dijo que un hablador es "un terrorista en la comunidad".

"Escuchen bien, las habladurías: el terrorismo de las habladurías, porque quien habla mal es un terrorista. Es un terrorista dentro la propia comunidad, porque lanza como una bomba la palabra contra esto, contra aquello, y luego se va tranquilo. ¡Destruye quien hace esto! Quien hace esto destruye como una bomba y él se aleja", dijo.

El Sumo Pontífice citó al apóstol Santiago señalando que "dominar la lengua es la virtud más difícil de lograr", y apuntó que "las habladurías" van en contra de la 'proximidad', y equivale a "hacer la guerra".

"Si me viene por decir algo contra un hermano o una hermana, lanzar una bomba de habladurías, muérdete la lengua", pidió Francisco a la comunidad.

Será el próximo viernes 12 de febrero cuando el Papa Francisco arribe a la Ciudad de México.