16 de noviembre de 2014 / 12:17 a.m.

Caracas, Venezuela. — Desde el sábado Venezuela tiene un llamativo nuevo Récord Guinness: la hallaca más grande mundo, de unos 120 metros de largo.

En medio de unas 300 personas, entre cocineros y espectadores, la marca se registró en el sector caraqueño de Los Próceres por iniciativa del Ministerio para la Alimentación.

Para la preparación de la gigantesca hallaca "contamos con la participación de las madres del barrio", dijo Sandra Alvarenga, quien estudia para ser chef internacional. "En esta cocina de 120 metros preparamos la hallaca más grande del mundo y con todo el cariño del mundo".

El ministro para la Alimentación, Yban Bello, dijo que se planea impulsar una jornada popular para ofrecer al pueblo gratis "su plato navideño: su hallaca".

Bello indicó que la organización Guinness verificó que la hallaca preparada en la jornada fue la más grande del mundo "tanto así que en la medición inicial cuenta con 120 metros de largo". La anterior hallaca, según el ministro, tenía unos 108 metros de largo.

La hallaca es una especie de tamal que se prepara con un guiso previamente cocinado a base de cerdo, carne de res y gallina picados. El cocido se pone en una pequeña y delgada superficie de masa de harina de maíz y se adorna con ciruelas pasas, aceitunas verdes, alcaparras y una fina tira de pimentón, entre otros ingredientes que varían según la región del país.

Luego se envuelve en hojas de plátano ahumadas y el pequeño rectángulo verde resultante se amarra con un fino cordel de algodón blanco y se hierve durante unos 40 minutos, para entonces cortar el cordel, abrir las hojas, y a comer se ha dicho.

Limpiar con agua y un paño las hojas de plátano, picar y alistar las pasas y alcaparras que van sobre el guiso, hacer ese cocido y preparar la masa es un trabajo de casi dos días para tener entre 50 y 100 hallacas que se comen entre la noche de Navidad y Año Nuevo. La masa se colorea de amarillo con la semilla seca de una planta conocida como onoto.

En otros países se conoce como achote o urucú.

La hallaca unificó el concepto de un mismo plato para todo el país. Significa unión familiar, un momento para compartir entre seres queridos, y por lo elaborado de su preparación y lo complejo de su composición se distingue de sus "primas americanas", dijo en su momento a The Associated Press el chef Federico Tischler, del comedor de la Universidad Metropolitana de Caracas.

Pero Venezuela no sólo quiso tener el récord Guinness de la hallaca más grande mundo. También se alzó con las marcas al pan de jamón más largo del mundo y a la mayor cantidad que se ha hecho de papelón (una bebida refrescante que se prepara con pasta edurecida de azúcar de caña, agua y limón): unos 12.000 litros.

Estas tres marcas para Venezuela se dan paradójicamente en momentos en que el país atraviesa por una inflación galopante y un evidente desabastecimiento de alimentos.

FOTO: Ap

AP