AP
13 de abril de 2016 / 05:42 p.m.

Nueva York.- Con el afamado físico Stephen Hawking a su lado, un inversionista de Internet anunció el martes que destinará 100 millones de dólares a un plan futurista para explorar los confines del sistema solar.

Yuri Milner dijo que el objetivo final es enviar cientos o miles de pequeñas naves espaciales, cada una de menos de 28 gramos (una onza) de peso, al sistema estelar Alpha Centauri. Eso representa una distancia 2.000 veces más grande de la que haya recorrido cualquier nave espacial hasta ahora.

Impulsadas por la energía de un poderoso conjunto de láseres ubicados en la Tierra, la nave espacial volaría a una quinta parte de la velocidad de la luz. Podrían llegar a Alpha Centauri en 20 años, donde realizarían observaciones y enviarían los resultados a la Tierra.

Ahí podrían descubrir uno o varios planetas —los expertos creen que podría haber algunos, pero no existe evidencia visual hasta ahora— e incluso podrían encontrar señales de vida ahí o en otra parte, dijeron Milner y un equipo de expertos durante el anuncio del proyecto. Las tres estrellas que conforman Alpha Centauri son las más cercanas a nuestra estrella, el sol.

"Nos comprometemos a dar el próximo gran salto en el cosmos, porque somos humanos y nuestra naturaleza es volar", dijo Hawking

Hawking se sumó a Milner y al fundador de Facebook, Mark Zuckerberg en la junta del proyecto, llamado Breakthrough Starshot, que incluye a un equipo de científicos. Milner señaló que sus 100 millones de dólares estarán destinados a establecer la posibilidad del proyecto y que un lanzamiento requeriría de muchos más fondos.

Para el proyecto Starshot, las pequeñas sondas serían enviadas al espacio en un cohete convencional, y luego liberadas de manera individual. Con ayuda de velas de unos cuantos metros de ancho, captarían la energía de los láseres disparados desde la Tierra. Milner dijo que los recientes avances en la miniaturización de la electrónica, la tecnología láser y la fabricación de materiales extremadamente ligeros y delgados, han hecho que esta misión sea una consideración realista.

"Podemos hacer algo más que observar las estrellas, de hecho podemos alcanzarlas", dijo Milner.