NOTIMEX
8 de julio de 2016 / 09:33 a.m.

MÉXICO.- La diabetes mellitus es un padecimiento propiciado por diferentes causas, entre ellas tener obesidad y/o sobrepeso, llevar una vida sedentaria y una alimentación rica en azúcares y grasas, además de la predisposición por factores genéticos, es decir que padres o hermanos la tengan, y 11 de cien personas con prediabetes desarrollarán diabetes, en los próximos tres años.

Existen 3 tipos: Diabetes I, cuando el páncreas produce poca o nada de insulina (una hormona que incorpora la glucosa a las células y no deja que se quede en la sangre).

Diebetes Tipo 2, cuando los músculos y otros tejidos desarrollan una resistencia a la insulina; y la Diabetes Gestacional, que ocurre durante el embarazo.

De acuerdo con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), algunos factores de riesgo son el tener antecedentes de familiares que padezcan o hayan padecido diabetes mellitus, sobrepeso y obesidad; enfermedad cardiovascular; grasas alteradas en sangre (dislipidemia); quistes en los ovarios; mujeres que haya tenido bebés con un peso mayor a cuatro kilos y pacientes que, por enfermedad, tengan que usar tratamiento con esteroides o que tengan tratamiento de esquizofrenia.

Alertó que antes de que esta enfermedad se manifieste, casi siempre existe una condición médica anterior llamada “prediabetes”. Es decir que los índices de la glucosa en la sangre son mayores que los normales, pero no lo suficientemente altos como para diagnosticar diabetes.

Por ejemplo, cuando a una persona en su examen de detección de diabetes se le encuentra un resultado en ayuno de 100 a 125 miligramos de glucosa por decilitro de sangre o bien comió o bebió algo en las ocho horas anteriores a la prueba y el resultado es entre 140 a 199 miligramos, es probable que tenga prediabetes.

En este caso, debe realizar otro estudio y si estos resultados se repiten, se comprueba la prediabetes, por lo cual se deberán tomar las medidas necesarias para controlarla, ya que 11 de 100 personas con prediabetes desarrollarán diabetes, en los próximos tres años.

Para controlar o prevenir la prediabetes y/o la diabetes, el IMSS recomienda seguir una alimentación correcta basada en el “Plato del Bien Comer”, evitar comidas rápidas y cuidar el tamaño y cantidad de los alimentos que se consumen.

Si se siguen estas medidas de precaución, es posible que se retrase o que prevenga para siempre la diabetes.