NOTIMEX
29 de enero de 2016 / 02:02 p.m.

México.- El hábito de algunas personas de cruzar las piernas de forma natural o automática al sentarse puede traer daños a la salud, pues esta acción afecta la circulación sanguínea, alertó el angiólogo del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), Gabriel Hernández.

El especialista del servicio de Angiología y Cirugía Vascular y Endovascular del Centro Médico Nacional 20 de noviembre del ISSSTE explicó que por las piernas pasan arterias que se encargan de suministrar sangre a la parte inferior del cuerpo.

“Cuando una persona cruza las piernas aprieta y obstruye los vasos sanguíneos, lo que dificulta la circulación. Esto causa problemas como várices o insuficiencia venosa”, indicó el médico en un comunicado de la empresa SIGVARIS, fabricante de medias de compresión.

Hernández detalló que al momento de cruzar las piernas se carga todo el peso del cuerpo en un solo lado y se obliga a la columna a adaptarse a una nueva distribución del peso, con lo que permanece forzada y compensa una carga mal distribuida.

“Es importante dejar el mal hábito de cruzar las piernas para favorecer la circulación y evitar, incluso, posibles trombos en las piernas que podrían comprometer la salud”, manifestó el doctor.

Añadió que para evitar complicaciones por estar mucho tiempo sentado es recomendable realizar actividad física, dar una caminata corta o usar las escaleras.

Para intensificar la circulación natural del cuerpo se recomienda elevar las piernas mientras se está sentado o acostado, así como el ejercicio regular ayuda a mantener el cuerpo sano, aseguró Hernández.

El especialista también mencionó que algunos deportes son buenos para mejorar la circulación como: nadar, caminar, andar en bicicleta y yoga.

El médico del ISSSTE abundó que es fundamental controlar el peso con una dieta sana, lo que permite disminuir las probabilidades de sentir pesadez o hinchazón en las piernas.

Sugirió que el uso frecuente de calcetines y medias de compresión graduada mejoran la circulación de la sangre y ayudan a prevenir problemas venosos.