AP
2 de agosto de 2016 / 07:22 p.m.

New Jersey.- Una de las recomendaciones más universales en toda política de salud pública es utilizar el hilo dental ya que previene caries y enfermedad de las encías. Sin embargo, hay poca evidencia de que funcione.

Aun así, el gobierno, organizaciones dentales y fabricantes de hilo en Estados Unidos han impulsado la práctica durante décadas.

Los dentistas regalan muestras a sus pacientes; la Asociación Dental Estadounidense dice en su página web que "usar el hilo dental es parte esencial de cuidar tus dientes y encías".

El gobierno estadounidense recomienda su uso desde 1979, y la ley dice que tales directrices deben basarse en evidencia científica.

El año pasado The Associated Press pidió evidencia a los departamentos de Salud y Servicios Humanos y Agricultura, y dio seguimiento con solicitudes presentadas por escrito amparadas en la ley de libertad de información.

Cuando el gobierno emitió sus directrices de salud más recientes este año, habían retirado la recomendación del hilo dental.

En una carta a la AP, el gobierno reconoció que la efectividad de esta práctica nunca se había investigado, tal como se requiere.

La AP revisó la investigación más rigurosa realizada en la última década enfocada en 25 estudios que en general compraban el uso de un cepillo de dientes con la combinación de cepillo e hilo dental.

Los hallazgos muestran que la evidencia de usar el hilo dental es "débil, poco confiable" de "muy baja" calidad y "un moderado a gran potencial de imparcialidad".

"La mayoría de los estudios disponibles no lograron demostrar que el hilo dental sea efectivo para remover la placa", dijo una revisión realizada el año pasado.

Otras revisión de 2015 cita "evidencia débil/inconsistente" con el uso del hilo dental y "una falta de eficacia".

Un estudio en 2011 sí dio crédito al hilo dental en la reducción ligera de inflamación de las encías, un padecimiento que empeora con el tiempo. Sin embargo, los autores del estudio dijeron que la evidencia era "muy poco confiable".

Dos grupos de profesionales de la Asociación Dental Estadounidense y la Academia Estadounidense de Periodontología, especialistas en encías e implantes dentales, citaron otros estudios como prueba de sus aseveraciones de que el hilo dental evita la acumulación de sarro, la gingivitis o inflamación de las encías, y las caries.

Sin embargo, la mayoría de esos estudios usaron métodos descontinuados o realizaron pruebas a pocas personas. Algunos duraron solo dos semanas, demasiado poco para desarrollar caries y otras enfermedades dentales. Uno hizo pruebas en 25 personas después de usar el hilo solo una vez.

Wayne Aldredge, presidente del Grupo de Periodontólogos, reconoce que la evidencia científica es débil y la breve duración de muchos estudios, pero aún así aconseja a sus pacientes a usar el hilo para evitar enfermedades en las encías.

"Es como construir una casa y no pintarla de los dos lados", dice. "Al final, los dos lados se van a oxidar más rápido".

Procter & Gamble, que dice que el hilo combate la placa y la gingivitis, lo justifica con un estudio de dos semanas que fue descontinuado con la revisión de 2011.

El vocero de Johnson & Johnson, Marc Boston, dijo que el hilo remueve el sarro. Cuando la AP le envió una lista de estudios que lo contradecían, ya no quiso comentar.

De acuerdo con datos de MarketSizeInfo.com, el mercado global del hilo dental alcanzará el año entrante casi 2.000 millones de dólares, y casi la mitad en Estados Unidos.