MULTIMEDIOS DIGITAL
22 de diciembre de 2015 / 04:49 p.m.

Holanda.- Los instructores de manejo han implementado una nuevo y polémico sistema para cobrar sus clases: ofrecer cursos para aprender a manejar a cambio de sexo. 

Con este novedoso sistema los instructores no comente ningún delito, es completamente legal ya que no está tipificado como delito. El único requisito que debe cumplirse es que ambas personas que participan en el trato sean mayores de 18 años, informa el diario La Razón.

Esta práctica ha sido tan polémica en Holanda al grado de que el presidente del grupo parlamentario de la Unión Cristiana envió una carta quejándose por esta práctica que cada vez suma más adeptos en Holanda.

Asimismo dos ministros del Gobierno aunque han cuestionado este sistema de pago, aseguran que con él no se induce a la prostitución. 

“Es importante que la iniciativa salga del instructor, que ha de centrarse en ofrecer clases. Luego el pago se realiza mediante actos sexuales”, afirmó Ard van der Steur, ministro de Justicia.

Según el ministro, los actos sexuales no están pagados con dinero pero si ocurre al revés; es decir, ofrecer sexo a cambio de clases, sí se trataría de un delito ya que se entiende que se está “vendiendo” la relación sexual.