26 de junio de 2014 / 04:11 p.m.

Salisbury, Nueva York.- Rembrandt trabajó con óleos. Miguel Angel esculpió el mármol. Mark Tyoe utiliza una motosierra para tallar y grandes troncos de madera.

En su casa, justo al sur de las Montañas Adirondack de Nueva York, Tyoe talla águilas volando, hombres de las montañas y lobos de pino blanco.

Pero su especialidad son los osos. Tyoe se gana la vida como artista de la motosierra, convirtiendo grandes troncos en esculturas sorprendentemente vivas, tan solo con una herramienta que para muchos solo sirve para cortar leña.

"Intento ser realista, fijarme en los detalles, corregir su postura, su anatomía, su proporción y su estructura ósea", dijo el artista.

Los osos son al arte de la motosierra lo que los cuencos de fruta a un pintor novato. Mucha gente lo intenta con distintos grados de éxito. La mayor parte de los osos que vemos en las ferias estatales o en las caravanas ambulantes son criaturas bastas, que parece que van con un equipo de pesca incorporado, a punto de robarte la cesta del picnic en el parquet de Jellystone.

Tyoe es un naturalista. Él quiere retratar la esencia de la vida salvaje del noroeste, particularmente la de los osos.

"Los osos siempre fascinan a la gente. Quiero decir que si yo pudiera tener un oso de verdad como mascota, o incluso como modelo para mis esculturas, lo tendría", dijo, "pero no sería lo correcto, para el oso claro".

FOTO: AP

AP