1 de enero de 2015 / 09:00 p.m.

Monterrey.- Cuando pasa un accidente son muy afortunados los que tienen quien los auxilie, pero no fue el caso de Juacela Nunes.

El hombre estaba festejando el Año Nuevo en su casa en Brasil cuando sufrió un ataque: le enterraron un cuchillo de 30 centímetros en la cabeza.

Nunes tuvo que conducir su motocicleta durante dos horas para recibir atención médica, informó el diario Metro Uk.

Increíblemente el cuchillo no causó daños graves. Los médicos tuvieron que extirpar el cuchillo de su cabeza, además de curar otras heridas que le hicieron en el pecho y la garganta durante el ataque.

Lo más curioso es que este hombre permaneció consciente todo el tiempo, pero ni siquiera recuerda el momento del apuñalamiento.

Su esposa llamó a su supervivencia un "milagro", mientras que los médicos dicen que se está recuperando sorprendentemente. 

FOTO: Especial

TELEDIARIO DIGITAL