17 de junio de 2014 / 03:24 p.m.

Monterrey.- Aproximadamente mil 500 millones de personas en todo el mundo viven en tierras que están en proceso de degradación por falta de agua y un 42 por ciento de los habitantes más pobres del planeta sobreviven en zonas ya degradadas.

El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas, Ban Ki Moon, declaró que la degradación de la tierra causada o acelerada por el cambio climático, no solo es un peligro para los medios de vida, sino también es una amenaza para la paz y la estabilidad.

Por "desertificación" se entiende la degradación de las tierras de zonas áridas, semiáridas y subhúmedas secas resultante de diversos factores, tales como las variaciones climáticas y las actividades humanas.

"Sequía" se refiere al fenómeno que se produce naturalmente cuando las lluvias han sido considerablemente inferiores a los niveles normales registrados, causando un agudo desequilibrio hídrico que perjudica los sistemas de producción de recursos de tierras.

Desde hace 20 años la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró al 17 de junio como el Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía para fomentar la conciencia pública sobre el tema.

FOTO: Archivo

MANUEL GONZÁLEZ