REDACCIÓN
7 de abril de 2014 / 01:13 p.m.

Monterrey.- Hoy 7 de abril se celebra el Día Mundial de la Salud, cada año se conmemora la fundación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) desde 1948.

Todos los años se elige un tema relacionado con un área prioritaria de la salud pública

Para 2014 se han elegido las enfermedades vectoriales y así brindar información valiosa sobre su incidencia y maneras de contraerlas, además de realizar actividades de concienciación.  

 

Pero, ¿Qué son las enfermedades vectoriales?

Son las enfermedades transmitidas por vectores que son organismos que transmiten patógenos de una persona (o animal) infectada a otra.

Las enfermedades vectoriales son las causadas por estos patógenos en el ser humano, y generalmente son más frecuentes en zonas tropicales y lugares con problemas de acceso al agua potable y al saneamiento.

Las enfermedades transmitidas por vectores que causan mayor impacto en la región de las Américas son la malaria, el dengue, la enfermedad de Chagas, la leishmaniasis, la filariasis linfática, la esquistosomiasis y la ceguera por tracoma. 

 

Y, ¿Cómo se puede prevenir estas enfermedades?

Las enfermedades transmitidas por vectores pueden prevenirse mediante el uso de ropas que sirvan de barrera en la exposición a la picadura, la utilización de mecanismos como mallas protectoras en puertas, ventanas y aleros para impedir el acceso de los vectores en las viviendas, y la reducción de criaderos cerca de las casas o en las comunidades.

Esta última acción incluye el tapado de recipientes en los que se almacena agua, la eliminación de charcos y drenajes de los lugares en los que se acumula el agua, la eliminación de recipientes inservibles, y el control de la basura en los patios y jardines.

 

La Organización Mundial de la Salud tiene un objetivo al querer lograr que los ciudadanos tomen conciencia acerca de estas enfermedades, y algunos de los puntos más importantes son:

-Que las familias residentes en zonas donde hay transmisión vectorial sepan cómo protegerse.

-Que las personas sepan cómo protegerse de los vectores y las enfermedades vectoriales cuando viajan a países en los que estas suponen una amenaza para la salud.

-Que los ministerios de salud de los países en los que las enfermedades vectoriales constituyen un problema de salud pública tomen medidas para mejorar la protección de su población.

-Que las autoridades sanitarias de los países en los que las enfermedades vectoriales empiezan a ser una amenaza colaboren con otras autoridades pertinentes, entre ellas las encargadas del medioambiente, tanto nacionales como de los países vecinos, para mejorar la vigilancia integrada de los vectores y adoptar medidas que eviten su proliferación.