NOTIMEX
27 de enero de 2016 / 08:17 a.m.

México.- A fin de que pacientes con cáncer de pulmón tengan mayor supervivencia y mejor calidad de vida se impulsa el uso de marcadores moleculares y terapias blanco, informaron especialistas del Instituto Nacional de Cancerología.

El proyecto Globocan, que elabora cálculos de la incidencia de la mortalidad y la prevalencia de los principales tipos de cáncer, ha revelado que esa enfermedad es la cuarta causa de muerte general en México.

También que 95 por ciento de los casos se diagnostican en etapas avanzadas y que de 80 a 97 por ciento de los mexicanos que padecen cáncer de pulmón muren durante el mismo año en que fueron detectados.

Sin embargo el coordinador de la Clínica de Cáncer de Pulmón y Tumores Torácicos del Instituto Nacional de Cancerología (INCan), Óscar Arrieta, comentó en conferencia de prensa que con las nuevas terapias se redujo 27 por ciento el riesgo de muerte en los pacientes.

El especialista en Genética y Biología Molecular, Horacio Astudillo, explicó que los marcadores son sustancias producidas por las células, cancerosas o no, en cantidades mayores a las normales y que se pueden hallar en la sangre, la orina, la materia fecal y otros tejidos.

Recientemente se han empezado a usar marcadores que se ubican en la pared o membrana de las células de los pulmones; si se observa un incremento anormal en el receptor del llamado “factor de crecimiento epidérmico (EFGR)”, se relaciona con cáncer de pulmón.

Además las pruebas de genética molecular permiten identificar cuál es el tratamiento adecuado para el paciente, sin que se aplique indiscriminadamente la quimioterapia.

Para esto sirven las terapias blanco, que se trata de suministrar medicamentos que atacan directamente las células cancerosas, sin dañar las sanas.

Arrieta Rodríguez se refirió al programa ProdiGIO, el cual es un panel mutacional que permite al oncólogo conocer la variedad o tipo de alteración genética que tienen sus pacientes, para ofrecer el tratamiento más adecuado.

Se trata del estudio más completo que existe hasta el momento en América Latina y es completamente gratuito para el paciente, porque el laboratorio Boehringer Ingelheim patrocina dichas pruebas; tan solo en 2015 invirtió 3.5 millones de pesos en pruebas moleculares.