NOTIMEX
1 de abril de 2016 / 03:23 p.m.

México.- Ante la necesidad de que las personas puedan disponer gratuitamente de datos inalámbricos para acceder a internet, el estudiante del IPN, Miguel Ángel González Alonso, creó un proyecto de negocio en el que se otorga al ciudadano señal WiFi a cambio de leer publicidad de empresas.

El joven emprendedor de la Unidad Profesional Interdisciplinaria de Ingeniería y Ciencias Sociales y Administrativas (UPIICSA), desarrolló el modelo de negocio MercaWiFi basado en un concepto que él acuñó como mercadotecnia inalámbrica.

En él, los clientes que ingresen a algún establecimiento podrán obtener minutos de internet gratis, luego de ver la publicidad de ese establecimiento.

Actualmente, esos lugares ofrecen al cliente el servicio de internet gratuito mediante una clave que obtienen tras su consumo, a diferencia de MercaWiFi que proporciona la red con sólo acercarse al comercio y ver en el dispositivo móvil la publicidad o promociones del negocio, que tendrán una duración no mayor a 40 segundos a fin de mantener su interés.

El estudiante del Instituto Politécnico Nacional (IPN) señaló que su modelo de negocio consiste en utilizar WiFi en un contexto publicitario con la ayuda de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, en contraste con los comerciales tradicionales impresos en revistas o en anuncios espectaculares que actualmente no consiguen el mismo impacto que la publicidad por internet.

González Alonso explicó que MercaWiFi proporciona al comercio una comunicación directa y retroalimentación con el cliente, ya que al final de la publicidad se podrá contestar una trivia para ganar premios o productos, de esta manera la empresa puede conocer las preferencias de sus clientes, quienes se mantienen al tanto de las promociones.

La idea es utilizar las nuevas tecnologías para crear un nuevo medio de publicidad que permita a las empresas promover sus productos y servicios de manera efectiva, a un menor costo y dirigida a los propios consumidores.

El emprendedor consideró en su plan de negocio como clientes potenciales a aquellas instalaciones públicas o privadas que posean alto flujo de visitantes, tales como cadenas comerciales, hospitales, aeropuertos, centrales de autobuses, cines, centros de convenciones y museos.

Con este proyecto, Miguel Ángel González fue finalista en la convocatoria Atrévete a Emprender, emitida por la Ciudad de México y el Fondo para el Desarrollo Social (Fondeso).