2 de julio de 2014 / 10:37 p.m.

Londres.- Las autoridades británicas de protección informática investigan revelaciones de que Facebook efectuó un experimento psicológico con sus usuarios.

La Oficina del Comisionado de Información informó el miércoles en una declaración el miércoles que desea indagar las circunstancias del experimento efectuado por dos universidades estadounidenses y la red social. La oficina del comisionado está trabajando con autoridades de Irlanda, donde Facebook tiene su sede europea. Las autoridades francesas también investigan el asunto.

Los investigadores manipularon los comentarios de unos 700 mil usuarios escogidos al azar para estudiar el impacto del "contagio emocional", o cómo los estados emocionales se transfieren a otras personas.

Los investigadores dijeron que, según las evidencias, el contagio emocional se produce sin interacción directa entre las personas y "en ausencia completa de indicios no verbales".

Facebook admitió que la investigación se llevó a cabo durante una semana en el 2012.

La encuesta provocó indignación en medios sociales y suscitó análisis en medios de prensa, como el New York Times y The Atlantic, sobre las implicaciones éticas de manipular los comentarios de los usuarios sin su consentimiento.

"Está claro que la gente se disgustó por este estudio y nos responsabilizamos por eso", dijo la compañía en una declaración. "Queremos funcionar mejor en el futuro y estamos mejorando nuestro proceso sobre la base de estas reacciones. El estudio se hizo con protecciones adecuadas a la información de los usuarios", indicó la empresa.

Las normas de Facebook para el manejo de información indican que la empresa puede usarla para "operaciones internas, como la solución de problemas, análisis, pruebas, investigación y mejora de servicio".

Las preocupaciones suscitadas por el experimento afloran en momentos en que Europa afianza las reglas sobre protección de datos. El Tribunal Europeo de Justicia falló el mes pasado que Google debe responder los pedidos de los usuarios que piden eliminar enlaces con información personal.

Suzy Moat, profesora adjunta de Ciencias del Comportamiento de la Escuela de Negocios Warwick, dijo que las empresas regularmente estudian cómo influir sobre la conducta. Citó los ejemplos de Facebook y Amazon con diferentes versiones de sus portales a diferentes grupos de personas para ver si alguna es más efectiva que otras para que los clientes compren sus productos.

"Por otra parte, es completamente comprensible que mucha gente esté disgustada de que su conducta haya sido manipulada para propósitos puramente científicos sin su consentimiento", dijo Moat. "En particular, la base de usuarios de Facebook es tan vasta que todo el mundo se pregunta si estuvo en el experimento".

FOTO: Especial

NOTIMEX