6 de septiembre de 2014 / 05:01 p.m.

Los Ángeles.- Una letra de más o de menos en un nombre, por más simple que parezca, también puede tener consecuencias al momento de buscar un empleo. Prueba de lo anterior es la historia del hispano José Zamora.

Según información de Laopinion.com el joven tuvo que cambiar su nombre a Joe (José en inglés) para que empleadores empezaran a considerar sus solicitudes.

El hispano cuenta en un video de BuzzFeed que durante meses envió, a diario, de 50 a 100 hojas de vida bajo su nombre real a distintos anunciantes en Craiglist. Tras ver que pasaban los días y no recibía respuesta, Zamora decidió identificarse con el nombre en inglés, y lo que inició como un experimento, dio resultado.

"El lunes que decidí cambiar mi nombre de José a Joe, siete días más tarde, el lunes siguiente, ese fue el momento en que empezaron a llegar todas las respuestas", asegura en el video el residente de Hollywood, California.

El aspirante solicitó para los mismos trabajos, con el mismo currículum vítae; lo único que cambió fue el nombre. "Algunas veces siento que la gente no sabe o no está consciente cuando juzgan a otro, aunque sea por el nombre y creo que es algo que hacemos todo el tiempo", alertó el solicitante.

La misión de buscar trabajo en países como Estados Unidos ha pasado de ser una evaluación de aptitudes a otra muestra más de discriminación laboral.

Debido a lo anterior, 'blanquear el acta de nacimiento' ha pasado a ser una práctica a la que también recurren miembros de otras comunidades de minorías como la afroamericana para intentar avanzar en la reñida competencia por un trabajo.

FOTO: YouTube

TELEDIARIO DIGITAL