AP
27 de junio de 2016 / 06:37 p.m.

Beijing.- China introdujo nuevas regulaciones a los buscadores locales de internet, a fin de obligarlos a identificar claramente cuáles de los resultados mostrados en pantalla fueron promovidos a cambio de pagos publicitarios.

La medida se aplicó a partir del sábado, meses después de que un enfermo con cáncer en fase terminal se quejó de que fue engañado por el motor de búsqueda dominante en el país, Baidu.

Antes de morir en abril de un inusual cáncer, el estudiante universitario Wei Zexi escribió una larga reseña en un sitio web chino en la que detalló la forma en la que, después de buscar en Baidu, fue inducido a internarse en un hospital de Beijing para recibir tratamiento. Dijo que la terapia no sólo resultó ineficaz y costosa, sino que luego se enteró de que aún no había sido aprobada en su totalidad.

Wei acusó a Baidu de recibir dinero con tal de promover tratamientos poco probados.

La Administración de Ciberespacio de China anunció el sábado las nuevas normas, que también prohíben a los buscadores incluir contenido subversivo e información obscena. Esas prohibiciones estaban en vigor desde hace tiempo, pero fue la primera vez que China regula explícitamente los resultados promocionados en las búsquedas de los usuarios.

La agencia gubernamental agregó que los buscadores deben ahora revisar las cualificaciones de los clientes que pagan por promover sus productos, identificar de forma clara los resultados publicitados y limitar el número de resultados contratados en un sitio web.

Cuando la reseña en línea de Wei se dio a conocer públicamente en mayo, Baidu fue criticada ampliamente por su práctica de promover aquellos resultados de búsqueda financiados publicitariamente. Los reguladores de internet de China llamaron a conversaciones al director ejecutivo Robin Li.

El 9 de mayo Baidu acordó tomar medidas correctivas según lo exigido por un equipo conjunto de investigación, dijo la agencia oficial de noticias Xinhua.

Baidu retiró 126 millones de resultados promovidos de sus búsquedas de información médica y a 2.518 institutos médicos de sus páginas de búsqueda. Acordó destinar 1.000 millones de yuanes (150 millones de dólares) para compensar a los usuarios defraudados por los resultados engañosos. También fue obligado a dejar de priorizar los resultados financiados basándose únicamente en los precios pagados, informó Xinhua.

El sábado, Baidu se comprometió a trabajar con los reguladores y los usuarios de internet en la prestación de resultados objetivos, justos y confiables, según los medios chinos.