20 de enero de 2015 / 11:31 p.m.

Estados Unidos.- Una joven de 18 años confesó que planea casarse con su padre biológico de quien estuvo separado 12 años y luego de sostener dos años de noviazgo a escondidas de su madre.

En una entrevista para New York Magazine, dijo que a través de Facebook se puso en contacto con su padre cuando tenía 16 años, luego que durante su niñez lo viera un par de ocasiones.

Contó que sus padres la concibieron la noche de un baile y creció con su madre, que sufre un trastorno bipolar.

Cuando cursó la secundaria, el papá la buscó por Facebook, la relación se volvió más fuerte e inclusive llevó a su padre como su pareja al baile de graduación.

La joven narró que durante la semana que vivió con su padre la atracción fue distinta, hasta que una noche ella perdió su virginidad.

"Discutimos si estaba mal y nos besamos. Entonces hicimos el amor por primera vez, y entonces fue cuando perdí mi virginidad. Fue increíblemente sensual. Duró por una hora y hubo mucho juego previo. Los dos tuvimos orgasmos. Somos muy similares, es muy sencillo complacernos sexualmente el uno al otro", dijo bajo anonimato.   

Dijo que después de este momento no sintió nada extraño y la relación no cambió.

La madre no se ha enterado de la situación, solo le han contado a los abuelos paternos, quienes esperan con ansias los bebés de la pareja.

"Todo el mundo por parte de mi mamá de la familia nos ve como padre e hija", dice, agregando que será en una de las visitas mensuales que su mamá hace para darle a conocer que se casarán.

La pareja además de unir sus vidas como marido y mujer, también planea mudarse a Nueva Jersey donde puedan estar bajo protección legal.

Barbara Gonyo, la fundadora de un grupo de apoyo para niños adoptados con sede en Chicago, llama a este tipo de atracción como "atracción sexual genética", la cual resulta de intensos sentimientos románticos y sexuales que se dan durante las reuniones de dos personas que han permanecido separadas por mucho tiempo.

El diario británico The Guardian, publicó que este tipo de relación tabú ocurre en el 50% de los casos en parientes lejanos, en cambio es poco frecuente que llegue al incesto entre los padres y las hijas.

Además la publicación agrega que si las parejas tienen hijos, estos pueden enfrentar dificultades como resultado de las implicaciones genéticas del incesto. 

FOTO: Reuters

TELEDIARIO DIGITAL