5 de abril de 2014 / 05:40 p.m.

Ella-Anne Birchenough de 16 años caminaba por las calles de Dover, localidad de Kent, cuando quiso guardar su iPhone en el bolsillo y se le resbaló hasta caer en una alcantarilla.

En su desesperación, tomó la arriesgada decisión de ingresar sus piernas en el drenaje para intentar recuperar su teléfono con los pies y quedó atascada.

Su madre estaba cerca del lugar del incidente y llamó a las autoridades para que auxilien a su hija. Tres bomberos acudieron y la sacaron jalándola por los hombros.

Agencias