MULTIMEDIOS DIGITAL
16 de marzo de 2016 / 06:00 p.m.

Monterrey.- Tom Matthews, un joven inglés que se encontraba disfrutando de su jornada de descanso junto a sus amigos, nunca se imaginó que le jugarían una broma pesada, y lo peor de todo, no sabría quién fue o por qué lo hizo.

Mientras disfrutaba de unas cervezas con sus amigos, un extraño se acercó a su espalda, al parecer sin que se notara su presencia o lo que estaba haciendo, por lo que logró cometer su travesura.

El autor de la broma traía consigo un candado, el cual cuidadosamente colocó en la dilatación de la oreja del joven sin que se diera cuenta y de esta manera lograr huir sin ser visto.

Es importante destacar, que la dilatación de su oreja abarcaba un expansión favorable para que el candado lograra cerrarse y rodearla sin ningún problema.

A los pocos minutos, Tom empezó a sentir que una de sus orejas pesaba más de lo normal, por lo que inmediatamente se miró en un espejo y ahí estaba, el candado colgado de su expansión.

A las pocas horas, tras no encontrar al gracioso sujeto que le dejó un recuerdo, Tom decidió quejarse a través de su cuenta de Facebook, asegurando que si encontraba al responsable lo enterraría "4 metros bajo tierra".

Al momento, decenas de amigos comenzaron a hacerle comentarios burlones y la imagen comenzó a compartirse convirtiéndose en algo viral.

Aparentemente Tom logró quitarse el candado, según lo reportan medios ingleses, sin embargo aún no se saben cómo, ni quién causó esto.