NOTIMEX
8 de enero de 2016 / 08:37 p.m.

Ciudad de México.- La leche materna fortalece el sistema inmunológico de los bebés, quienes en la temporada invernal son más susceptibles de padecer infecciones en vías respiratorias e intestinales, señaló la especialista Alejandra Coronado Zarco.

La jefa del Departamento de Alojamiento Conjunto del Instituto Nacional de Perinatología Isidro Espinoza de los Reyes de la SSA detalló que ese producto contiene sustancias y proteínas que protegen a los neonatos de las enfermedades más comunes en esta época del año.

Durante diciembre y enero se presentan infecciones en vías respiratorias e intestinales en ese sector infantil porque sus defensas se encuentran en un estado no óptimo para protegerse ante la exposición de virus y gérmenes predominantes.

Coronado Zarco subrayó que son relevantes los cuidados que tenga la madre desde su embarazo y durante la lactancia como las vacunas, el ejercicio y la sana alimentación, pues benefician la salud tanto de la madre como del hijo.

Además de la lactancia los cuidados generales para los neonatos en la temporada de frío son lavarse las manos frecuentemente si se tiene contacto con el bebé, evitar que el menor tenga acceso a personas que puedan estar enfermas y ventilar de manera frecuente la habitación donde pase la mayor parte del tiempo.

Se recomienda no abrigar en exceso al pequeño, pues con ello se le expone a cambios bruscos de temperatura y a la obstrucción de las vías respiratorias por gorros o guantes sueltos que puedan caerse fácilmente y evitar que el menor respire en forma adecuada.

La especialista de la Secretaría de Salud (SSA) sugirió no exponer al recién nacido por largos periodos a la intemperie ni a lugares con grandes multitudes y abrigarlo tanto como la madre lo necesite, es decir si la madre necesita suéter, el bebé también.

De igual forma se deben mantener esterilizados los chupones, biberones o cualquier objeto que el menor se pueda llevar a la boca, así como lavarlo constantemente con agua y jabón fin para protegerlo de las infecciones intestinales.