AP
7 de julio de 2015 / 10:10 a.m.

Berlín.- Un hombre está en aprietos con la autoridad. Robó una bicicleta, la lanzó contra el ventanal de un restaurante en Berlín y luego entró para beberse media botella de salsa Tabasco porque estaba sediento, según declaró ante la Policía.

Las autoridades informaron este martes que el hombre de 34 años estaba intoxicado, aunque no quedó claro por qué se bebió la botella de salsa picante, sin embargo es probable que el hombre la haya confundido con una pequeña botella de licor que es popular en Alemania.

Los vecinos alertaron a la policía en la madrugada después de que escucharon que se rompían cristales, por lo que de inmediato se inició la búsqueda y el ladrón finalmente fue localizado al interior del restaurante.

Al momento de su captura, el hombre señaló que lo único que quería hacer era dormirse y no declarar, por lo que se le dio la oportunidad, pero tras las rejas.