MILENIO DIGITAL 
22 de septiembre de 2015 / 11:42 a.m.

México.- Barbie ha sido de todo: doctora, astronauta, gimnasta y rockera. Pero pese a sus esfuerzos, sus imposibles medidas, maquillaje impecable y pelo perfecto le han impedido ser algo más que mera fantasía, alguien con quien las niñas que la usan, se puedan identificar.

Para llenar ese espacio existe Lammily, la Barbie real que acaparó los titulares durante su lanzamiento por tener medidas promedio de una chica adolescentes, porque incluir celulitis, cicatrices y acné y ahora, porque igual que las niñas que juegan con ella, tendrá que lidiar con su periodo.

Nickolay Lamm, creador de la muñeca, no entiende porque la menstruación es un tema tan velado cuando es parte fundamental de la salud de las mujeres. Además, la pubertad y adolescencia son los suficientemente difíciles, como para sumarle conflictos alrededor de un episodio inevitable.

Lamm pretende ayudar a que los padres expliquen a sus hijos de forma fácil y didáctica lo que está pasando. Para ello, la muñeca incluye ropa interior y toallas sanitarias. Estas fueron diseñadas especialmente para Lammily, pero Barbie también podría usarlas en caso de emergencia.

Lammily
Nickolay Lamm, creador de la muñeca. | ESPECIAL
Lammily
ESPECIAL
Lammily
Lammily tiene medidas mucho más realistas a comparación de Barbie. | ESPECIAL

"Period Party" es un paquete de accesorios que cuesta 10 dólares, y se adapta a cualquier de las 40 mil Lammilys que se han vendido desde su lanzamiento el año pasado.

Mientras las madres del mundo deciden si regalarles fiestas de periodo a sus hijas, Lamm continúa expandiendo su línea. Actualmente trabaja en un muñeco que hará a G.I. Joe, lo que hizo Lammily con Barbie, ser una alternativa para que los niños del mundo jueguen con figuras de proporciones normales.