MULTIMEDIOS DIGITAL
25 de marzo de 2016 / 01:20 p.m.

Brasil.- El gobierno de Brasil lanzará una aplicación para dispositivos electrónicos en siete idiomas para ayudar a los visitantes a detectar los síntomas del virus del zika durante los Juegos de Rio de Janeiro, que se realizarán del 5 al 21 de agosto.

De acuerdo a un artículo publicado en MILENIO, la app estará disponible en mayo y respondiendo a varias preguntas simples el usuario será informado sobre las precauciones que debe tomar y, si es necesario, será orientado hacia las farmacias u hospitales más cercanos gracias a un sistema GPS.

El servicio de prevención, llamado "Guardianes de la Salud" y disponible en Internet o en versión móvil, ya funciona en portugués. Su versión olímpica se lanzará tres meses antes de los Juegos, en las seis lenguas oficiales de la ONU: inglés, francés, español, árabe, chino y ruso.

Además de un diagnóstico virtual, la aplicación propondrá también un cuestionario sobre el virus, en forma de un videojuego inspirado en los deportes olímpicos.

El brote de zika y su potencial vinculación con malformaciones congénitas llevó a la Organización Mundial de la Salud a declarar una emergencia global.

Brasil detectó a fines de 2015 un aumento inusitado de esta malformación congénita -que daña irreversiblemente el cerebro y limita el desarrollo motor e intelectual de las personas- en el empobrecido noreste del país, donde el virus tuvo una amplia circulación el año pasado.

zika honduras
La infección por el virus es causada por la picadura de mosquitos del género Aedes, y suele generar sarpullidos, fiebre leve, conjuntivitis y dolores musculares | REUTERS

Las autoridades estiman que un millón y medio de personas fueron contagiadas por el zika en el gigante sudamericano, aunque es una cifra difícil de precisar pues hasta un 80 por ciento de los casos son asintomáticos.

Las autoridades confirmaron 907 diagnósticos de microcefalia desde que comenzó el brote en octubre pasado, mientras se analizan 4 mil 293 casos sospechosos.

Varias federaciones deportivas nacionales e internacionales ya han manifestado su inquietud sobre el virus. Algunos países, como Kenia, insinuaron incluso que no acudirían a los Juegos en caso de que se agrave la situación.