2 de mayo de 2014 / 07:17 p.m.

Un laboratorio italiano creó la primera marca de pasta de dientes que ayuda a manter tu dentadura sana y como plus a seguir firmemente tu dieta.

Madrid.- Esta pasta de dientes nace en un laboratorio italiano como la primera marca que, además de ayudarte a mantener tu dentadura sana y blanca, te aleja de los dulces, según ha explicado su fabricante, el Doctor Giovanni Macrì, también fundador de la Academia Mundial de Estética y Telegenia de la sonrisa, en su página web. Esta pasta de dientes, solo se recomienda como suplemento a la hora de hacer dieta o ejercicio con el objetivo de adelgazar o para mantenerte en tu peso, si eres golosón.

Y es que las ganas o necesidad de perder peso para algunas personas, en ocasiones, acaba por ser un verdadero problema. Lo cierto es que no es fácil privarse de aquellos alimentos con los que más disfrutamos. Pero, ¿cómo podríamos eliminarnos de nuestra alimentación sin apenas esfuerzo?. Pues por fin, por increíble que parezca, la solución estará al alcance de nuestras manos a partir del próximo mes de mayo, disponible en farmacias, herbolarios y parafarmacias.

El truco está en que esta pasta de dientes, según explica la empresa, está fabricada con una mezcla de aromas que dejan un gusto amargo en la boca después de usarla. Así, los alimentos y bebidas que contengan azúcar nos parecerán verdaderamente asquerosos, por lo que querremos dejar de comerlos. Al parecer, todo indica que Dietifricio ejerce un efecto inhibidor hacia la ingestión de azúcar y bebidas con gas, con lo que la bollería dejará de ser un obstáculo para aquellos golosos que quieren bajar su peso. Además, no supone ningún tipo de riesgo con respecto a nuestra salud, ya que el dentífrico está compuesto a partir de productos totalmente naturales, como limones de Sicilia, aloe vera (perfecto para las personas con encías sensibles) o la salvia (blanqueadora y refrescante).

Por el momento, el producto no se ha expandido internacionalmente, y sólo ha permanecido en algunas partes de Europa.

Redacción