REDACCIÓN
19 de mayo de 2015 / 11:35 a.m.

Perú.- Así como China tiene una alta demanda de cuernos de rinoceronte, escamas de pangolines, vejiga de totoaba, en Perú existe un remedio tradicional que amenaza a la población de un anfibio en específico: el milagroso licuado de rana.

Esta bebida promete una mejora en la salud.

La buscan como afrodisiaco, para resolver problemas de fertilidad, anemia y dolores de pecho.

Parece irreal, impactante, que se prepare este tipo de bebidas en plena luz del día, en un lugar conocido por todos, sin que exista una consecuencia o que cierren los establecimientos para siempre.
Desafortunadamente este licuado de rana sólo es una pequeña parte del tráfico de animales que ocurre en el mercado, en medio de una ilegalidad encubierta.