26 de febrero de 2014 / 09:26 p.m.

Roma.- Por primera vez desde que estalló el conflicto en Venezuela, el papa Francisco rompió el silencio e hizo un fuerte llamado para que cese "cuanto antes" las violencia, para que vuelva la paz y para que todo el pueblo venezolano busque la reconciliación nacional a través del perdón y de un diálogo sincero.

"Sigo con particular preocupación por lo que está sucediendo en estos días en Venezuela. Anhelo vivamente que cesen cuanto antes las violencias y hostilidades y que todo el pueblo venezolano, empezando por los responsables políticos e institucionales, no escatimen esfuerzos para favorecer la reconciliación nacional, a través del perdón mutuo y del diálogo sincero, en el respeto de la verdad y de la justicia, capaz de afrontar temas concretos para el bien común", dijo Francisco, al final de la audiencia general de los miércoles.

Luego de expresar su cercanía y oración a los venezolanos, especialmente quienes perdieron la vida en los enfrentamientos y sus familiares, el Pontífice invitó a todos los creyentes "a elevar súplicas a Dios, por intercesión materna de Nuestra Señora de Coromoto, para que el país vuelva a encontrar pronto la paz y la concordia".

Las protestas estudiantiles que comenzaron a principios de este mes en reclamo de mayor seguridad en los campus universitarios y en todo Venezuela se tornaron trágicas hace dos semanas, cuando salieron a las calles contramarchas en favor "de la revolución bolivariana".

Agencias