5 de febrero de 2014 / 12:57 a.m.

Los Ángeles.- Derek Paravicini, un británico virtuoso del piano que es autista y ciego de nacimiento, también conocido como el "iPod humano", sorprende al mundo con su extraordinario don: es capaz de tocar casi cualquier pieza escuchándola solamente una vez.

Para Paravicini, de 34 años y natural de Londres, Reino Unido, el piano no es solo un instrumento musical que maneja con gran habilidad, sino que es su única forma de comunicarse con el mundo. Con sus manos el joven autista expresa lo que tanto le cuesta hacer con las palabras.

“La música para él es como si fuera un pegamento social, lo que le permite comunicarse”, explica Adam Ockelford, quien ha sido el profesor de música de Paravicini durante cerca de 30 años: “Derek ama la música, pero más importante es que ama a las personas. Y la música es la forma de llegar a ellas”, añadió.

Según narra la historia de este singular pianista, quien hace poco dio su primer concierto en España, publicada en la edición digital del diario catalán ‘La Vanguardia’, Paravicini nació prematuro, a las 25 semanas de gestación y con poco más que un kilo de peso. El niño sobrevivió pero quedó ciego y con múltiples problemas de salud, así posteriormente se descubrió que sufría autismo severo.

Agencias