8 de abril de 2014 / 06:15 p.m.

México.- La artista plástica Natasha Gray llevará cerca de dos mil pájaros negros en pleno vuelo a la península de Yucatán, inspirada por las bandadas de los estorninos.

"Hacen estas olas enormes, negras, al atardecer, pero lo hacen para protegerse de los depredadores", dijo Gray sobre estas bandadas que se conocen como murmullos. "Es este concepto de la unión hace la fuerza que el ser humano no ha entendido. La vida es un esfuerzo de grupo, por eso las comunidades funcionan bien".

La exposición "Murmullo" del museo MACAY de Mérida, Yucatán, para la cual la artista creó las piezas, se inaugura el 11 de abril y estará abierta al público hasta junio. Gray considera que la idea detrás de estas obras también se pone a prueba con la actual crisis económica mundial.

"Lo que le pasa a alguien que parece además lejos tiene repercusiones en todos nosotros, todos estamos en el mismo planeta", expresó en una entrevista reciente con The Associated Press. "Tenemos las mismas necesidades y yo no creo en nada en este tema de 'tú eres diferente a mí porque eres de otro país o tú eres diferente a mí porque eres pobre, o eres rico'''.

La muestra está integrada por tres móviles, el más grande de mil 307 pájaros y los otros con cerca de 300 cada uno. Los pájaros están hechos en tul negro con un balín cosido para darles peso; están pintados de negro para que la tela tenga una mayor rigidez y para protegerlos del polvo. Cuelgan suspendidos de hilos de nailon, lo que les da la apariencia de ser una de esas bandadas en pleno vuelo. En el móvil de mayor tamaño destaca un pequeño pájaro azul.

"Representa el hecho de que la colectividad está hecha de individuos. Me daba un poco de preocupación que interpretaran la idea que yo estaba tratando de transmitir como el hecho de que el individuo no es tan importante y se pierde o cede por la colectividad", explicó Gray.

"La unión hace la fuerza no quiere decir que nos perdemos como individuos, la unión hace la fuerza porque somos individuos".

La serie también incluye la caja de técnica mixta "Murmullo y mar", con un dibujo de una bandada realizado con alambre sobre una fotografía del mar.

Los estorninos, conocidos en inglés como "starlings", son originarios de Europa y Asia y fueron introducidos en el siglo XIX en América, donde se pueden encontrar en lugares como el Parque Central de Nueva York. Cuando se los ve volar, también dan la impresión de ser murciélagos o insectos.

Gray estudio los movimientos de estos pájaros en videos y tomó fotos para conocer las múltiples posibilidades en cuanto a formas, "una cosa extraordinaria", dijo al tiempo que acotó que le gustaría seguir explorando este tema."Me parece que la naturaleza nos ofrece cosas muy mágicas, nos ofrece muchas respuestas", agregó.

A lo largo de su obra la artista se ha inspirado en el viento, las hojas y el desierto, y creó una serie de seis cuadros de alambre, uno de sus materiales favoritos, sobre hierbas medicinales de México.

"Son un regalo", dijo Gray sobre la medicina herbolaria, una práctica seguida desde tiempos prehispánicos que encuentra su epicentro en mercados populares como el Mercado de Sonora de la capital, a donde solía ir en busca de muestras para sus obras.

"Esas cositas pequeñas son enormes, tuve una época en la que me hacía un té de manzanilla y decía, 'pero qué bonita flor, y además qué rico sabe y sí quita el dolor de barriga, ¡es magia!'''.

Actualmente, sus piezas sobre hierbas medicinales forman parte de una colección privada en Los Ángeles. También ha presentado su obra en ciudades como Miami y Nueva York.

Gray, de padre escocés y madre mexicana, nació en la Ciudad de México en 1969 y vivió cerca de ocho años en el desierto de Texas y Arizona. Es madre de Alba, de 12 años, y Aragón, de 9, a quienes llevó a "su desierto" por primera vez el año pasado.

"(El desierto) me transformó, me tocó de una manera muy profunda", dijo. "Ni bien los niños crezcan yo me regreso".